Descripción

Consiste en que el Notario da fe de que la firma que aparece en un documento es auténtica y pertenece a la persona que ha firmado en su presencia. Para ello tiene que haber identificado previamente a la persona cuya firma aparece en el documento, dando fe de identidad, con el apoyo del servicio biométrico de la RENIEC.

Requisitos:

  • Comparecencia de la persona cuya firma se desea certificar con su documento oficial de identificación, para que suscriba el documento en el mismo oficio notarial, o de haberlo ya hecho, vuelva a firmarlo e imprima su huella digital.
  • Para el caso de personas incapacitadas físicamente para firmar, otra persona podrá hacerlo a su ruego sin perjuicio que el rogante imprima su huella digital.
  • Pasar el registro de verificación biométrica de RENIEC.